Saber comunicar: la clave del éxito

La comunicación es un poderoso medio para el éxito. Permite que una pareja tenga una vida plena y que los empleados de una misma empresa trabajen en simbiosis. La falta de comunicación es la causa de muchos conflictos en el mundo actual. Saber comunicar es la clave del éxito. He aquí algunos aspectos de la comunicación que no deben pasarse por alto.

Lenguaje no verbal

En la comunicación, el lenguaje no verbal cuenta mucho. Un estudio ha demostrado que, en diferentes diálogos, el lenguaje no verbal supone más del 70% de las palabras habladas. Por lo tanto, este último sólo cuenta con menos del 30%. Por eso es muy importante prestar atención a sus movimientos y gestos cuando dialogas. Cuando se comunica con alguien o incluso con un público, debe mantenerse erguido y mirar a sus interlocutores a los ojos. También es aconsejable sonreír para atraer a la gente a escucharle más.

Interesarse por los demás

Para tener éxito en la comunicación, hay que tener en cuenta el interés general y, sobre todo, el de su interlocutor. Muy a menudo, estamos demasiado interesados en nosotros mismos y perdemos nuestra comunicación. Cuando nos comunicamos con alguien, debemos darle la oportunidad de dar su opinión sobre lo que decimos. Para ello, es aconsejable hacer preguntas para que su comunicación sea interactiva. Todos sabemos que cada individuo tiene su punto fuerte, y mientras no le deje expresarse, no podrá aprovecharlo. Durante los diálogos, también es necesario evitar las críticas destructivas y hacer críticas constructivas, así como respetar la opinión de los demás.

Escuchar realmente a la otra persona

Hay una diferencia entre oír y escuchar a alguien. Un buen comunicador debe escuchar con atención e interés a la otra persona. Así, tenemos tres niveles de escucha que son los siguientes:

- Escucha pasiva: escuchas sin decir nada.

- Escucha poco activa: puede hacer algunos gestos, asentir con la cabeza, por ejemplo

- Escucha activa: es delicada y requiere el dominio de la situación.